Baluarte de Santiago

El Baluarte de Santiago se encuentra situado en la avenida Ramón y Cajal, al final de la calle Menacho, entre el desaparecido Baluarte de San Juan y el Baluarte de San José.

Este baluarte fue construido en el s. XVII, aunque sufrió ampliaciones y remodelaciones posteriores. Con forma pentagonal, en el s. XVIII se le añadió un orejón en el flanco derecho y se amplió por el lado izquierdo, dándole la conformación final que conocemos.

Los orejones tenían la función de reforzar las cortinas (muralla entre baluartes) y las poternas que se abriesen para comunicar con el foso.
Aunque contó con garitas en todos los vértices, y en el orejón, sólo se conserva una, parcialmente, en este último. En las zonas próximas al orejón encontramos aun el revestimiento característico del foso que le protegía. En este baluarte murió en 1812 (Guerra de la Independencia Española) el General Menacho, levantándose un monumento en su memoria en 1893. Por ese motivo también es conocido popularmente como "La Memoria". Ya en la segunda mitad del s. XIX se añadió una construcción interna, llamada La Poterna, que sirvió como almacén y alojamiento de tropas, pero que a pesar de su nombre no tuvo la función de poterna (puerta de servicio en la muralla).

La Poterna alberga hoy el Museo del Carnaval de Badajoz. 

Las fotografías aquí expuestas han sido cedidas por los grupos de Facebook: ESTE ES MI BADAJOZ, Badajoz Corazón Ibérico, y otras recogidas de la red. Se hace mención a su autor en ella en la que se conoce su autoría, gracias, muchas gracias a todos ellos.

 


Continuación del lienzo cóncavo

con troneras superiores

Detalle de garita desmochada

en orejón oeste

Detalle de unión en coronación de los lienzos sur y oeste



Detalle de verdugada en parte

superior de lienzo

Entronque de muralla cóncava

con muralla antigua

Extremo oeste con muralla vieja descubierta recientemente



Lienzo cóncavo en extremo oeste con troneras superiores

Lienzo sur en el entronque con orejón

y garita de vigilancia

Museo del Carnaval de Badajoz

en las poternas



Orejón en extremo occidental con garita

 

Restos de muralla en el extremo oeste

 

Troneras en muralla cóncava

del flanco oeste



Unión de dos lienzos en el extremo oriental del baluarte

 

Vista nocturna del potente lienzo sur con troneras superiores

 

Vista de la parte delantera izquierda del baluarte, con el foso, y los restos de donde se asentó una garita



Vistas de la muralla anterior

al baluarte actual

Vistas de la muralla anterior

al baluarte actual

Vista aerea del  Baluarte con las obras de construcción del párking de Menacho



Otras imágenes del baluarte


La Memoria de Menacho

El 4 de Marzo de 1811, el General Menacho, alcanzado de lleno por una bala de cañón, murió en el baluarte de Santiago mientras arengaba a los defensores de Badajoz en una acción contra el enemigo. Desde entonces se convirtió en uno de los grandes nombres de la Guerra de la Independencia, muy apreciado en esta ciudad.

Para ensalzar su recuerdo, y recogiendo un sentir popular encauzado por el periódico El Orden, en Marzo de 1892 el Capitán General de Extremadura, Federico Ezponda, creó una comisión para erigirle un monumento.

Ello se hizo realidad el 2 de Mayo de 1893, y fue inaugurado en un brillante acto en el que participó la ciudad entera. Fue el primer monumento erigido en Badajoz, y pronto se convirtió en uno de los hitos más representativos de la ciudad.

Ese espacio donde se encuentra el monumento se convirtió en una plaza de 10.400 metros cuadrados que lleva el mismo nombre. Aquel espacio baldío utilizado durante años como zona de aparcamiento se ha transformado, después de construir un aparcamiento subterráneo, en un enorme espacio con zonas ajardinadas, de patinaje y parque infantil.




Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.