El Guadiana, nuestro rio

Fotografía de Luis Caldito Trejo

En Badajoz, con el paso del tiempo, la posición de los antiguos y nuevos gobiernos y la sociedad que hemos creado, este nuestro precioso y vivo río Guadiana está cada vez más olvidado de todos y poco a poco va caminando a su extinción, me atrevería a decir que en la mente de más de una persona que debiera de tener una responsabilidad sobe su mantenimiento ha podido llegar a ser un estorbo.

Los que ya peinamos canas, como es mi caso, recordamos con nostalgia aquel río que disfrutabamos

con nuestros baños en la playa de Amigos del Guadiana (anteriormente hubo otra que yo no la recuerdo, que ocupaba las dos orillas, la playa de Educación y Descanso), el Embarcadero, la Isla de los Monos, el Pico, Entrepuentes, el canal de los Ayala, el Correnton en el Paseo Fluvial, las Crispitas, la margen derecha entre los dos puentes, con aquellos eucaliptos que nos refrescaban con su sombra de nuestro calor veraniego, podíamos bañarnos en todo su largo recorrido, incluso al lado del Caño la Cambota, el río entonces estaba limpio.

Lugares donde disfrutabamos pescando esos machos, esas carpas o esos black-bass, todos ellos más sanos y limpios que nosotros mismos, deseando llegar con ellos al barrio para enseñar en el bar de turno ese rejón lleno de piezas, y sentir ese orgullo de "vacilar" con los conocidos de la pesquería.

Nosotros no podemos hacer nada para solucionarlo, tan sólo exigir y quejarnos ante esos políticos que se "pasan la pelota" de una institución a otra para "no"resolverlo.

Ahora "nuestro" Guadiana se siente arrinconado por construcciones, vertidos, graveras, ese maldito camalote que nadie lo extermina o no es capaz de ello, este río en su camino solitario por la ciudad de Badajoz está pidiendo auxilio. Un auxilio a gritos desde hace ya mucho tiempo.

Para querer a su pueblo como llevaba haciendo muchos años únicamente él pide que lo dejen caminar tranquilo, no quiere escuchar comentarios absurdos de cómo ayudarlo a que vuelva a ser el de antes, él sigue siendo el mismo y únicamente quiere que lo respetemos, no podemos y no debemos olvidar que cuando todos nosotros llegamos él ya estaba allí.

Estoy seguro que todavía hay en alguna mesa pendiente un plan de ayuda para este río, como no hagamos nada pronto, el día que nos decidamos, no se podrá hacer nada por él, habrá decidido marcharse para siempre, sin retorno.

"Padre Guadiana que estás en el suelo, santificadas sean tus aguas, ven a nosotros con tu naturaleza de paz y libertad y no perdones la incivilización de los hombres que arrojan venenos en tus orillas. Líbranos de las sequías y la muerte de tus árboles y peces, acaricia los cuerpos que disfrutan tus abrazos y no los conviertas en muñecos de cera. Pon en nuestros cuellos farolillos de nenúfares y líbranos para siempre de las tiranías, odios y guerras. Amén".

Badajoz, octubre de 1974. Manuel Pacheco.


Nuestro rio Guadiana......en otros tiempos


                                                 La zona del Embarcadero












                                      La zona de la Playa Amigos del Guadiana

Bañistas en la playa en los años 60


Caseta de Amigos del Guadiana en los años 60

La playa a mediados de los años 70


Socorristas en la playa Amigos del Guadiana

Dia en la playa a principio de los 7'


El socorrista en la zona de la playa Juan Moreno (Maravilla)



                                                          La zona de El Pico

Una visión del Pico hace ya años


El Pico desde Machivirito en los años 50


El Pico en una tarde soleada


Baños en la zona del Pico en los años 60


El poeta Manuel Pacheco en un día de baños

en el Pico


De esta manera nos lo encontramos ahora



                               La playa de la obra social Educación y Descanso



                     Aquellos barqueros de nuestro Guadiana y sus barcas







                                               Aquellas crecidas del Guadiana


















                                                El Azud de nuestro rio Guadiana












                                    Otras fotografías de nuestro rio Guadiana


















A quién corresponda, esto es lo que se puede y se debe evitar de alguna manera, ya que a este paso muy pronto tendremos nuestro rio Guadiana infectado de este tipo de ejemplares o similares...

La fotografía de la nueva especie es de Manuel García Risco.





Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.