Hornabeque del Puente de Palmas

Los hornabeques eran obras exteriores que se hacían a los sistemas amurallados, y estaban compuestos por una cortina (un lienzo de muralla entre baluartes) y dos medios baluartes, generalmente se construian para cubrir pasos de los rios.

El Hornabeque del Puente de Palmas se construyó a mediados del siglo XVII, junto con las primeras defensas modernas de la ciudad (como por ejemplo el Fuerte de San Cristóbal). El hornabeque cuenta con una única puerta, la Puerta de San Vicente. De dicha puerta partían los caminos que conducían a Cáceres, Alburquerque y Elvas. De dicha puerta partía además un camino cubierto de comunicación con el Fuerte de San Cristóbal, prácticamente desaparecido, aunque algunos restos pueden observarse cerca de la entrada al Fuerte.
Otros elementos que encontramos en el hornabeque son las tres garitas cubiertas perfectamente conservadas, las troneras para los cañones, el foso y los restos de la prácticamente desaparecida Fuente de la Rana (del siglo XVIII). Así mismo el hornabeque cuenta con varias dependencias y salas

El Puente de Palmas acababa contra el hornabeque y no continuaba como en la actualidad, sino que la salida estaba por una rampa que bajaba al patio del monumento. Los dos últimos arcos del puente se construyeron en el siglo XIX, cuando el Hornabeque perdió su función defensiva y Badajoz empezó a desarrollarse en la margen derecha.


El Hornabeque, antes de su rehabilitación

El Hornabeque, depués de su rehabilitación



Puerta de San Vicente,

antes de su rehabilitación

Puerta de San Vicente,

después de su rehabilitación



La Fuente de La Rana,

antes de su rehabilitación

La Fuente de La Rana,

después de su rehabilitación



Interior del Hornabeque,

antes de su rehabilitación

Interior del Hornabeque,

después de su rehabilitación






Otras fotografías ya rehabilitado



Video de Marcial Jesús Hueros Iglesias




Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.