La Plaza Alta

Fotografía de Juan Rangel Ricardo

La Plaza Alta es cuadrangular, llana y de amplia y diáfana espacialidad. Tres de sus fachadas quedan definidas por grandes construcciones de carácter unitario que adosadas a la cerca árabe, fueron levantadas en el siglo XVII por el Obispo Marín de Rodezno, quedando recorrida en casi todo su perímetro por sopórtales y arcadas. Un arco abierto en el ángulo oriental, comunica con la Torre del Apendiz, Galera, y jardines del antiguo Museo Arqueológico. Aneja por el lado norte, y conectado con ella por el llamado Arco del Peso del Colodrazgo, donde, como queda dicho, se situaba el Ayuntamiento viejo, y el control de las pesas y medidas de la ciudad, se abre la plaza de San José, de proporciones menores y más alargadas que la anterior, y compuesta por edificaciones más modestas, y de mayor antigüedad, como la llamada "casa mudéjar" y sus adyacentes, algunas datables del siglo XV, e igualmente dotadas de sopórtales. En el extremo más próximo del Arco del Peso se abre la Puerta del Capitel de la alcazaba árabe, sobre la que aún luce una inscripción referente a las remodelaciones allí realizadas en 1548 siendo Corregidor de la ciudad Don Nuño de la Cueva.

Aunque diferenciadas como realidades con entidad propia en cada caso, ambas plazas continúan y conectan, formando conjuntamente una realidad especial y ambiental de carácter unitario muy peculiar y definido, con gran tipismo y contenido histórico, extendiéndose por delante de la Alcazaba, a la que sirven de marco, y con la que se identifican de manera inseparable. Tal ámbito fue asta época reciente el corazón de la ciudad, y el centro de todas las actividades de su vecindario. A finales del siglo pasado se dispuso en su medio una audaz y moderna estructura de hierro de grandes proporciones para acoger un mercado, que en la actualidad se encuentra instalado en el Campus de la Universidad. Hasta 1799, en que se edificó el actual en la Plaza de San Juan, el Ayuntamiento estuvo en esta zona, ocupando la llamada Casa del Peso del Colodrazgo, pósito, y otros centros institucionales, se situaron en estas plazas o su entorno inmediato, hasta hace pocas décadas

El espacio que hoy ocupan la Plaza Alta y la de San José era un espacio único hasta el S. XVII. Su gran cercanía al Alcázar y a la Puerta del Capitel harían posible que en este espacio se asentase el zoco o mercado. En el S. XV la mayoría de las casas en esta época eran de judíos y moriscos, que irían desplazando posteriormente otras familias cristianas, el concejo y la propia iglesia. A finales del S. XV el concejo de la ciudad levanta el Ayuntamiento en la Plaza Alta. La otra parte de la plaza obedece al intento en el S. XVII de convertir la vieja Plaza Pública de la ciudad en una verdadera Plaza Mayor porticada. Es una referencia monumental para la ciudad.

Las fotografías aquí expuestas han sido publicadas por los miembros del grupo de Facebbok: ESTE ES MI BADAJOZ


Galeria de Imagenes de distintas etapas





Comentarios: 0