Plaza de España

La Plaza de España, más conocida entre los pacenses por “San Juan”, sigue siendo el corazón de la ciudad, significando un habitual lugar de encuentro y sirviendo de elemento aglutinador en una zona de intensa actividad.

Aparece ya en época medieval, y llamada así por la advocación de la Catedral. La imponente presencia de la misma, junto con el edificio del Palacio Municipal, configuran una de las imágenes más definitorias de Badajoz. A partir del S. XIII el “Campo de San Juan” empezará a contar con otras instituciones importantes, como el Hospital o Casa de la Piedad en cuya iglesia fue enterrado el gran pintor Luís de Morales.

El trazado actual de la Plaza de España es fruto de la planificación llevada a cabo por Rodolfo Martínez, a principios del siglo XX. Gran parte de los edificios de esta plaza están protegidos por su valor patrimonial, desde la Catedral o el Ayuntamiento hasta ejemplos de Historicismo o Modernismo, pasando por el estilo Tradicional Decimonónico. La última remodelación de la plaza data del año 2002. En esta remodelación apareció una necrópolis musulmana, la cual fue enterrada de nuevo bajo el pavimento.

La zona sobre la que se asienta la Plaza de España se conocía anteriormente como Campo de San Juan, y comienza a adquirir importancia ya en la segunda mitad del siglo XIII cuando se decidió construir aquí la nueva Catedral (Catedral de San Juan Bautista), que sustituiría a la que se encontraba dentro de la Alcazaba (Antigua Catedral de Santa María). Por tanto, el edificio más importante de esta plaza es la Catedral de San Juan Bautista (ver apartado correspondiente), la cual ocupa precisamente el centro de la plaza. Iniciada en el siglo XIII no sería terminada hasta el siglo XVIII.

El Palacio Municipal, obra de mediados del siglo XIX es un buen ejemplo del Eclecticismo que abundó en la arquitectura de Badajoz durante ese siglo. Frente a él se encuentra el Monumento a Luis de Morales, levantado en 1925. En el inicio de la calle del Obispo encontramos la Casa del Cordón, construida en el siglo XVII y actual sede del Obispado de Badajoz. La mayoría de los edificios de la plaza responden al estilo Tradicional Decimonónico, mencionando por ejemplo el de la sede del Colegio Oficial de Arquitectos, la Casa Farmacia Camacho, el del Fórum, la Casa de don José Gómez Salgado, o de Benito Ercoriaza, entre otros. Por último, también encontramos edificios de estilo Historicista, como el Archivo Municipal (1955), Historicista Regionalista, como la Casa Álvarez-Buiza (1921), e Historicismo mezclado con Modernismo en en número 8 de la Plaza de España (1928).

La reforma llevada a cabo a principios del s. XXI modificó el pavimento de la plaza, creando plataforma única en toda ella, y dejando una banda de rodadura adoquinada delimitada por bolardos y maceteros. Las zonas peatonales se formaron con granito de distintas tonalidades: oscura en la zona delantera de los edificios; y clara en la zona que rodea a la Catedral, junto con unas líneas paralelas negras que surcan esta zona. Bancos de granito, farolas de forja de estilo fernandino con corona dorada, y un quiosco de prensa también de forja completan el mobiliario.

En los últimos años se añadieron unos mástiles de acero que sirven para sostener toldos en verano y el alumbrado especial de Navidad y Carnaval.


Galeria de imagenes de distintas etapas





Comentarios: 0