Plaza de la Soledad


La Plaza o Plazuela de La Soledad es una de las plazas más interesantes y caracterísiticas del Badajoz antiguo. A pesar de sus reducidas dimensiones y su forma alargada tiene un sabor caracterísitico y reune diversos edificios muy simbólicos de la ciudad. En el año 2010 finalizó una obra de peatonalización y plataforma única.

Esta plaza debe su nombre a la antigua Ermita de Virgen de La Soledad, inaugurada en 1664, en el lugar donde hoy se asienta La Giraldilla. El mal estado del edificio llevó a la construcción de la actual Ermita de La Soledad, de estilo racionalista, inaugurado en 1935 aunque su obra no se dio por finalizada hasta varias décadas después. La portada de la antigua ermita se conserva en el Parque Infantil.

La iglesia está presidida por la imagen de la Virgen de la Soledad, titular de la iglesia y de la Hermandad que reside en ella, y Patrona de la Ciudad de Badajoz.

"La Giraldilla", edificio de los antiguos Almacenes La Giralda, se construyó durante los años 1923-1930, según proyecto de Adel Pinna, artíficie de otros edificios emblemáticos de la ciudad como el vecino Las Tres Campanas, y completada posteriormente por Rodolfo Martínez. "La Giraldilla" es de estilo claramente historicista regionalista, anzaluz, y con elementos neomudéjares, además de contar con una rejería reseñable. La torre es una reproducción reducida de la famosa Giralda de Sevilla, utilizada en este caso como reclamo publicitario de los propios Almacenes La Giralda. A diferencia de la Giralda de Sevilla, ésta está rematada por una escultura de Mercurio, dios romano del comercio.

A la plaza se asoma, por el lateral de la Calle Duque de San Germán, el edificio de acoge el Museo Provincial de Bellas Artes, la Casa Regino de Miguel. Este edificio es de estilo ecléctico puesto que mezcla elementos decimonónicos con elementos historicistas, e incluyendo elementos modernistas en su interior.

En la parte más ancha de la plaza se encuentra la Casa Álvarez (1915), obra modernista que destaca por su gran decoración de formas curvas en todos sus elementos: ventanas, balcones, mésulas, rejerías,... además de medallones y otros elementos decorativos.

El edificio de Las Tres Campanas fue construido en 1899, dañado en un incendio en 1912, y rehabilitado con su aspecto actual en 1917 por Francisco Franco y Adel Pinna. Es un ejemplo de aquitectura modernista o Art Nouveau. La fachada cuenta con abundante decoración, un reloj cubierto con un parasol y tres campanas, y dos cupulines. En el intereior destaca la madera como elemento fundamental.

En la parte más ancha de la plaza encontramos además otros dos elementos caracterísiticos de la misma. Por un lado el edificio de estilo historicista del Conservatorio Superior de Música (1919). Por otro lado, a nivel del suelo encontramos el Monumento a Porrina de Badajoz, obra de Juan Cuevas Lozano, instalado en 1987. En esta escultura la figura del cantaor está orientada hacia la Ermita de La Soledad, de modo que parece "cantarle" a la Virgen.

La Plaza de La Soledad cuenta además con bastantes más edificios de interés. Es un lugar único donde se dan cita casi todos los estilos arquitectónicos monumentales de los siglos XIX y XX presentes en la ciudad. En el número 12 encontramos el edificio de estilo racionalista monumentalista que albergó los Almacenes El Barato, que aporta una presencia señorial a la esquina de la plaza. El Edificio de las Tres Campanas y la Casa Álvarez no son los únicos ejemplos de modernismo, ya que en el número 13 encontramos otro fantástico ejemplo.

Las fotografías aquí expuestas han sido publicadas por los integrantes del grupo de Facebook: ESTE ES MI BADAJOZ

Fuente: monumentosdebadajoz.es


Galería de Imágenes



Comentarios: 0