Puerta de Yelves

Fotografía de Quiny P Orellana


La puerta de Yelves debe su nombre al vecina ciudad portuguesa de Elvas. Como las restantes de època almohade se construyó en recodo, compuesta con dobles arcos en las caras adyacentes de su patio interior. Fue demolida en el año 1914 y posteriormente reconstruida en 1970, sin guardar una total similtud son fábrica original.

Se encuentra situda frente al Convento de las Adoratrices, y cerca de la Plaza de San José, en la parte occidental de la Alcazaba. Tambien fue llamada de Carros porque su voladura se justificó con el pretexto de permitir el acceso de vehículos hacia el cercano Hospital Militar. Su origen está en una vieja albarrana, vértice y arranque de un liezo que se une a la torre existente en la ermita de la Consolación y que formaba parte de una fortificación anterior a la alcazaba que llegó hasta nuestros días. A esta albarrana, se le adjuntó una nueva torre y la correspondiente tapia, para así formar el patio interior. Todo este conjunto está pendiente de estudio, excavación y posterior rehabilitación, en una obra que llegará a lo largo de esta zona, hasta la torre de Espantaperros y el inicio de La Galera.

Tras la llegada de los almohades la puerta fue reformada añadiéndosele el acceso en recodo, con la portada exterior, la cual se cerraba mediante batientes de madera. En el pasillo de la entrada se puede apreciar una pieza de mármol estriado visigodo reaprovechada como refuerzo en la esquina, que junto con el fuste de columna que se encuentra en la portada exterior, son buenos ejemplos de los restos visigodos reaprovechados en la Alcazaba.

A finales del siglo XVII debió abrirse la Puerta de Carros, contigua, quedando la Puerta de Yelves sin uso. A principios del siglo XX la Puerta de Carros fue volada para facilitar el acceso a la Alcazaba, y la Puerta de Yelves quedó enterrada en escombros. En los años 70 fue reconstruida según proyecto de José Menéndez Pidal, aunque con algunas diferencias con respecto a la original.


Galería de Imágenes



Comentarios: 0