La Torre de Espantaperros


La Torre de Espantaperros, de La Atalaya, Vieja o del Alpéndiz (aunque ésta última denominación es incorrecta ya que el Alpéndiz está en otra zona de la Alcazaba y su perduración resulta inexplicable), fue construida por los almohades en el año 1170, en concreto por el Califa Abu Yaqub Yusuf (1135-1184). Se encuentra situada en el este de la Alcazaba de Badajoz y forma la torre de vigilancia más fuerte de todo el recinto. La torre tiene una altura de aproximadamente 20 metros hasta la terraza principal, y se conecta con la muralla de la ciudad a través de un paso almenado. Tiene una planta octogonal, típica de la época almohade, y está dividida en tres cuerpos, el inferior macizo, uno central hueco que alberga dos pisos, y una terraza almenada. La construcción estaba formada a base de tapial, que es una antigua técnica para construir muros con tierra arcillosa húmeda, que se forma utilizando un encofrado y se compacta con golpes de un ‘pisón’, y fué restaurada por el arquitecto Ventura Vaca sobre el año 1929, ya que en el verano de 1920 el estado de ruina había llegado al punto de ser preocupante. Un par de años después parte de la torre se desplomó cayendo al interior de una de las viviendas que tenía adosadas. En el pasado, esta torre se utilizaba para vigilar y dominar el arrabal de La Galera, edificio del siglo XVI adosado a la torre. Los dos pisos del cuerpo central hueco tienen una distribución idéntica, que consiste en una cámara central cuadrada, una bóveda vaída y un espacio alrededor cubierto con boveditas de arista. La comunicación entre los dos pisos se hace por una escalera que pasa por un hueco en la bóveda. Desde la terraza almenada había comunicación visual con otras atalayas construidos por los musulmanes alrededor de la ciudad.

En la terraza almenada sobresale una pequeña habitación cuadrada hecha de ladrillos, que tiene 8,5 metros de altura. Esta parte de la torre fue añadida en el siglo XVI, probablemente como campanario.

La mayor parte de la Torre es maciza, excepto sus dos plantas superiores que constituyen dos cámaras anulares abovedadas. En su origen estaba completada por una pequeña construcción cuadrada decorada con arcos que se entrecruzaban. A esta construcción se le superpuso en la época cristiana el remate de estilo mudéjar que ahora puede verse. Este remate mudéjar tenía como fin alojar una campana que actualmente se conserva en el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz y que fue desmontada a finales del siglo pasado.....Es muy aconsejable visitarla.


Galeria de imágenes















Video de mundohistorias de la torre en un día de La Noche en Blanco




Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.